El macho tiene un rasgo homo erótico, aunque digan lo contrario: Domínguez Ruvalcaba

Durante la conferencia virtual Homofobia, lesbofobia y transfobia en la sociedad mexicana, Héctor Domínguez Ruvalcaba, profesor-investigador de Estudios de la Mujer y Estudios de Género de la Universidad de Austin, Texas, afirmó que la homofobia, lesbofobia y transfobia son ejes de violencia de género en México para el mantenimiento del patriarcado, “son una actitud de reprobación hacia lo diferente, quien odia cree que hace lo correcto, la violencia homo, lesbo y trans fóbica es algo que se espera de un buen cristiano, como un deber moral para mantener limpia a la sociedad”.

México ocupa el segundo lugar a nivel mundial por muertes por odio homofóbico, sólo superado por Brasil, lo que demuestra la urgente necesidad de atender el reglón de diversidad sexual, debido a que existe una contraposición entre las leyes internacionales de derechos humanos y la idea de la sociedad de que la homosexualidad debe ser erradicada, informó el también autor, quien expresó su preocupación por el peligro que corre la comunidad.  

Héctor Domínguez, académico

En la cuarta sesión del seminario virtual Población trans y diversidad sexual en las universidades, organizado por la Red Universitaria de Géneros, Equidad y Diversidad Sexual (RUGEDS) de la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe (UDUAL) y la Unidad de Género de la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Iztapalapa (UAM-I), el especialista comentó que se odia a la diversidad social por mandato religioso que se convierte en mandato social. “En México no tenemos alguna iglesia que tenga apertura a la diversidad, es necesario que impulsen reformas, ya que las iglesias se convierten en actores intelectuales de crímenes de odio”, lamentó.

Explicó también que, desde el ámbito religioso, la violencia trans, homo y lesbo fóbica se entiende como un castigo para extinguir a estas identidades diferentes.  “Existe mayor simpatía por las víctimas del feminicidio que por las víctimas del trans feminicidio, debido a que, generalmente, se busca minimizar la violencia en contra de las diversidades que en realidad es mayor, debido a la errónea creencia de que se lo merecía”.

Profesor Héctor Domínguez, en el marco del módulo 4 del seminario.

Entre las distintas formas de violencia en contra de las personas trans, homosexuales y lesbianas, describió los andamiajes discursivos de la medicina, que los trataba como enfermos; de la ley, porque era un crimen ser homosexual; y de la religión, como pecado, eran útiles para construir guetos y tener una auto vigilancia constante por miedo a ser considerado homosexual, lesbiana o trans. “El estado criminaliza la diversidad sexual, existe renuencia para aceptar los derechos y se sigue utilizando el término de crimen pasional en lugar de crimen de odio. Es necesario cambiar nuestras costumbres educativas y culturales”.

Héctor Domínguez Ruvalcaba señaló que, por no querer ser identificado o descubrirse como homosexual, se da un reafirmamiento de actitudes machistas, pues se busca destruir en el otro lo que vemos de nosotros mismos. Indicó que es común expulsar a los hijos que tienen una expresión de género diferente. Afirmó que la cultura mexicana inventó el machismo, reforzado a partir de la Revolución Mexicana, y definió como macho a un sujeto temeroso que actúa por el miedo a ser considerado femenino. “El macho, en la sociedad mexicana, tiene un rasgo homo erótico, aunque digan lo contrario”, concluyó.

Necesario conocer los derechos humanos para exigir su respeto

“Tenemos que reconocer que las universidades estamos enfrentando el problema del cyberbullying, el ciberacoso a la comunidad LGBTTTIQ+, por ello, es importante conocer los marcos internacionales de protección a los derechos humanos para no incurrir en falta de debida diligencia y de perspectiva de derechos humanos, porque no

Read More »